Alerta Laboral

Publicado el 12/09/2018

Áreas de Práctica: Laboral, Previsional y Migratorio

SE TIPIFICAN LOS DELITOS DE ACOSO Y ACOSO SEXUAL, SIENDO UN AGRAVANTE QUE ESTOS SE REALICEN EN EL MARCO DE UNA RELACIÓN LABORAL. ASIMISMO, SE MODIFICA LA LEY DE PREVENCIÓN Y SANCIÓN DE HOSTIGAMIENTO SEXUAL, INCORPORÁNDOSE UNA NUEVA CAUSAL DE DESPIDO NULO.

 

 El día 12 de setiembre de 2018 se publicó en el diario oficial El Peruano el Decreto Legislativo N° 1410, mediante el cual se incorpora el delito de acoso, acoso sexual, chantaje sexual y difusión de imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenido sexual al código penal, y se modifica la Ley N° 27942, Ley de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual. Las principales disposiciones y modificaciones de esta norma, vinculadas al ámbito laboral, son las siguientes:

 

Delito de acoso

 

El que, de forma reiterada, continua o habitual, y por cualquier medio, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que pueda alterar el normal desarrollo de su vida cotidiana, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de 1 ni mayor de 4 años, inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 10 y 11 del artículo 36 del Código Penal, y con 60 a 180 días-multa.

 

La misma pena se aplica al que, por cualquier medio, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que altere el normal desarrollo de su vida cotidiana, aun cuando la conducta no hubiera sido reiterada, continua o habitual.

 

Igual pena se aplica a quien realiza las mismas conductas valiéndose del uso de cualquier tecnología de la información o de la comunicación.

 

Es un agravante que la conducta se realice en el marco de una relación laboral, por lo que, en ese caso, la pena privativa de la libertad será no menor de 4 ni mayor de 7 años, inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 10 y 11 del artículo 36 del Código Penal, y de 280 a 365 días-multa.

 

Delito de acoso sexual

 

El que, de cualquier forma, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona, sin el consentimiento de esta, para llevar a cabo actos de connotación sexual, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de 3 ni mayor de 5 años e inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 5, 9, 10 y 11 del artículo 36 del Código Penal.

 

Igual pena se aplica a quien realiza la misma conducta valiéndose del uso de cualquier tecnología de la información o de la comunicación.

 

Es un agravante que la conducta se realice en el marco de una relación laboral, por lo que, en ese caso, la pena privativa de la libertad será no menor de 4 ni mayor de 8 años e inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 5, 9, 10 y 11 del artículo 36 del Código Penal.

 

 

 

 

Concepto de hostigamiento sexual (Ley N° 27942)

 

El hostigamiento sexual es una forma de violencia que se configura a través de una conducta de naturaleza o connotación sexual o sexista no deseada por la persona contra la que se dirige, que puede crear un ambiente intimidatorio, hostil o humillante; o que puede afectar su actividad o situación laboral, docente, formativa o de cualquier otra índole. En estos casos no se requiere acreditar el rechazo ni la reiterancia de la conducta.

 

Manifestaciones del hostigamiento sexual

 

A los supuestos que ya estaban regulados, se ha agregado que el hostigamiento sexual puede manifestarse con cualquier conducta que encaje en el concepto desarrollado en el punto anterior.

 

De las consecuencias del hostigamiento sexual

 

A las consecuencias que ya estaban reguladas, se han agregado las siguientes:

 

  • La víctima tiene a salvo el derecho de demandar los daños y perjuicios sufridos producto del acto de hostigamiento sexual.

 

  • La víctima puede recurrir a la Autoridad Inspectiva de Trabajo competente a denunciar el hecho, sin perjuicio de accionar el cese de la hostilidad o reclamar el pago de la indemnización, dando por terminado el contrato de trabajo.

 

  • Independientemente de la categoría o cargo del hostigador, si el empleador o instancia competente omite iniciar la investigación del caso de hostigamiento sexual o adoptar las medidas de protección, prevención y sanción correspondientes, la víctima también puede optar entre accionar el cese de la hostilidad o reclamar el pago de la indemnización, dando por terminado el contrato de trabajo.

 

  • Si el hostigador es un trabajador del régimen laboral privado, puede ser sancionado, según la gravedad de los hechos, con amonestación, suspensión o despido.

 

  • Es nulo el despido o la no renovación del contrato de trabajo a plazo determinado por razones vinculadas a la presentación de una queja de hostigamiento sexual en el trabajo, la interposición de una demanda, denuncia o reclamación por dichos motivos o por la participación en este tipo de procedimientos como testigo en favor de la víctima.

 

 

En caso tenga alguna consulta, puede contactar con Víctor Ferro (vferro@rubio.pe); Sandro Núñez (snunez@rubio.pe); Marlene Molero (mmolero@rubio.pe) o Armando Gutiérrez (agutierrez@rubio.pe).