Alerta Laboral

Publicado el 20/06/2019

Áreas de Práctica: Laboral, Previsional y Migratorio

LA RENUNCIA ES VÁLIDA, PESE A QUE LAS FIRMAS DEL DNI Y DE LA CARTA DE RENUNCIA SEAN DISTINTAS, SI ES QUE NO SE ACREDITA LA COACCIÓN

 

En el expediente N° 12712-2017-0-1801-JR-LA-09, la Cuarta Sala Laboral Permanente de Lima confirmó la sentencia que declaró infundada la demanda de reposición por despido fraudulento.

 

En el proceso, la ex trabajadora alegó que la relación laboral se extinguió mediante una manifestación de voluntad viciada, toda vez que el empleador la habría coaccionado e intimidado para que firme su carta de renuncia. Según la ex trabajadora, la prueba de ello era que firmó la carta de renuncia de una manera distinta a la que figuraba en su Documento Nacional de Identidad.

 

Sin embargo, la Sala consideró que el haber firmado de una manera diferente a la habitual no es suficiente para acreditar la supuesta coacción, más aún si la ex trabajadora no presentó otros medios probatorios que evidencien que haya existido alguna coacción o amenaza que invalide su renuncia.

 

Por el contrario, se habían acreditado otros hechos que ratificaban la voluntad de la ex trabajadora de extinguir el vínculo laboral, como el haber recibido su liquidación de beneficios sociales, la carta de liberación de la compensación por tiempo de servicios y el certificado de trabajo para reinsertarse al mercado laboral, lo que confirmaba que la ex trabajadora conocía las consecuencias de su decisión.

 

En caso tenga alguna consulta, puede contactar con Víctor Ferro (vferro@rubio.pe); Sandro Núñez (snunez@rubio.pe); o Armando Gutiérrez (agutierrez@rubio.pe).